Tribuna Marca

5 conclusions del GP de Espanya, per @JoseEspinRuiz

podio-gran-premio-espana-2017-f1-soymotor
Jose Espín

1. El Mundial es cosa de dos. Sebastian Vettel y Lewis Hamilton son los únicos candidatos a la victoria final de este curso. Muy mal les tienen que ir las cosas para que, los otros, en principio los finlandeses de ambas escuderías, lleguen a pelearles el titulo. Kimi y Valtteri ganarán carreras, seguro, sus coches son muy competitivos y, en ocasiones, como por ejemplo la carrera de Barcelona, serán jueces del devenir del campeonato, pero los artistas principales de este circoson el británico y el alemán.

En Montmeló tuvimos otro episodio de la pelea a muerte entre estos dos grandes pilotos. Todo apuntaba a triunfo del inglés, como así fue, pero tuvo que trabajar duro para conseguir doblegar al teutón, pues su
mala salida puso en seria ventaja a Vettel, pero en una carrera especialmente táctica, como casi siempre lo son en Montmeló, los muros trabajaron a destajo para encontrar la brecha necesaria con la que recortar décimas al rival. En este sentido, la lectura estratégica de la carrera por parte de Mercedes fue perfecta y el trabajo de equipo de los alemanes encomiable, especialmente cuando Bottas taponó a Vettel las vueltas necesarias para que Hamilton pudiera abrir brecha. Y a esto hay que sumarle el factor suerte de esos intangibles que suceden de vez en cuando, como cuando pusieron en marcha el coche de seguridad virtual tras el abandono de Vandoorne y Lewis entró para recortarle en una parada casi siete segundos a Sebastian, que entró poco después, pero ya sin el VSC. De ahí hasta el final hubo lucha, lucha de las buenas, lucha de unos titanes que no se guardaban nada y peleaban cada metro conseguido, para finalizar con un adelantamiento en pista. No por un “undercut”, no, sino por un “voy a por ti y te paso”. Esto son las carreras una buena dosis de estrategia y un par de razones para ganar al rival peleando de tú a tú.

2. Doblando hasta al apuntador. En el retorno de la F1 a Europa, esperábamos actualizaciones de todo tipo, que los coches fueran algo mejor. En algunos caso así ha sido, como en el de Force India, pero la distancia que hay entre Ferrari y Mercedes con el resto de la parrilla es actualmente enorme. Y podía haber sido peor si Räikkönen y Bottas no se hubieran ido de la carrera antes de tiempo, porque, probablemente, estos dos hubieran ocupado de la tercera a la cuarta plaza, y desde ahí hacia atrás todos los demás habrían estado con una vuelta de desventaja, como mínimo.

Ricciardo se libró por poco: acabó tercero a 74 segundos de Vettel y a 77,5 segundos de Hamilton. Con una vuelta más seguramente hubiera acabado doblado, pero desde el cuarto puesto al décimo, a todos les cayó una vuelta y del decimoprimero al último coche que cruzó la meta en decimosexta posición fueron hasta dos vueltas perdidas.

En definitiva, o los de arriba son muy buenos, o los demás no se enteran de qué va esto. La distancia es demasiado grande. Pero así también es esta competición; si tienes algo bueno, lo explotas, y si no, hay que espabilar para recuperar el tiempo perdido, como es el caso de Red Bull, que consiguió un podio inesperado, aunque siguen muy lejos en prestaciones de los equipos a los que deberían plantarles cara. Veremos cómo se desarrolla todo en las próximas carreras.

3.”¿Cómo se puede hacer tanto con tan poco?”Eso es lo que nos preguntamos cuando vemos el rendimiento de Force India. Esteban Ocon y Sergio Pérez están dando un rendimiento sensacional a sus modestas monturas. Ocon estuvo excelso, pero lo del ‘Checo’ Pérez es sensacional. No me canso de ensalzar al mexicano, ni tampoco de alucinar con los planteamientos que hace. Quedar cuarto y quinto final en un circuito como Montmeló, es un premio enorme. Solo podemos aplaudir el rendimiento de este equipo y a sus dos pilotos.

4. El carrerón de Pascal Wehrlein. En realidad, la estrategia que utilizó ya era conocida en la escudería. Se le llama “hacer un Sergio Pérez”, y es tan simple como parar una vez y administrar las gomas hasta la bandera a cuadros.

Wehrlein estuvo muy fino en la conducción, y valiente para defender su posición. Carlos Sainz no pudo con él, y si no fuera por la sanción de 5 segundos, el séptimo puesto habría sido suyo. De momento, mejora su mejor posición en un Gran Premio -décimo en Austria 2016- y le da a Sauber una alegría en la temporada de su 25 aniversario. Esperemos que esto no sea flor de un día, pero si así fuera, ya es un éxito para el piloto y por supuesto para la escudería de Peter Sauber.

5. Un nuevo milagro de Fernando Alonso. No se puede calificar de otra forma lo que hizo el asturiano en clasificación. Con ese coche, con las carencias de velocidad que tiene el MCL32 y en un circuito como el de Montmeló, salir en parrilla en séptima posición es para una beatificación por parte de Honda, de McLaren y de sus seguidores, y el reconocimiento de que sigue siendo un piloto excepcional. Después, en carrera, la historia fue de sobra conocida, aunque por fin acabó un Gran Premio. A estas horas ya debe tener el mono de la Indy enfundado y preparado para la aventura americana de las 500 millas de Indianápolis. Desde aquí le deseamos toda la suerte del mundo en una competición que fácil no es, y en la que seguro dará que hablar.

Quien también obró el milagro fue Carlos Sainz, que se vio fuera de la Q3, por muy poco salió 12 y acabó octavo, aunque, beneficiado por la sanción de Wehrlein, su puesto final fue el séptimo. Peleó lo que su coche le dejó, pero siempre nos deja la sensación que con un poquito más las cosas le irían mejor. Si mejora Renault, mejorará el Toro Rosso, pero eso ya no depende de su equipo ni de él.

La próxima carrera nos traslada al Principado de Mónaco, con una baja importante y el retorno de un ‘gentleman’ como Jenson Button, que se subirá al MCL 32 de Fernando Alonso, ausente por su aventura americana.

Deixa un comentari

Aquest lloc web utilitza galetes (cookies), tant pròpies com de tercers, per a recopilar informació estadística de la vostra navegació, així com per a oferir-vos un servei personalitzat. Si continueu navegant, considerem que n'accepteu l'ús. D'acord