Tribuna Marca

5 conclusiones del GP de Italia, por @JuanjoOlivares

mundial
Juanjo Olivares

1. Gran fiesta italiana. Sexta prueba del mundial de motociclismo, que aterrizaba en casa del otro gran dominador del motociclismo actual. La familia de MotoGP desembarcaba en la región de la Toscana, concretamente en el Autódromo Internacional del Mugello, Italia. Como era de esperar, gradas repletas para vitorear a los suyos. En Italia, igual que pasa en nuestro territorio, la devoción al motociclismo es brutal. El color claramente predominante es cómo no el amarillo, el color de la hinchada que sigue al ya sin calificativos Valentino Rossi. Aunque también tiene cuota muy importante en esta paleta de colores el rojo Ducati, los “pieles rojas” están por Mugello como por el salón de su casa. Unos tifosi ducatistas que disfrutaron de lo lindo con el piloto local Andrea Dovizoso, al igual que de las máquinas salidas de la factoría situada en Bolonia.

Los pilotos italianos fueron los claros dominadores en este fin de semana, pues coparon lo más alto del podio en las tres categorías: Andrea Migno en Moto3, Mattia Pasini en Moto2 y el mencionado Dovi, además del segundo puesto de Fabio di Giannantonio en Moto3 y el tercer lugar de Danilo Petrucci en MotoGP, llevaban al éxtasis a la torcida local.
2. El gran día de Ducati. Las de Bolonia fueron las claras vencedoras del fin de semana. Entre los diez primeros lugares en la clasificación, cinco fueron Ducati, las máquinas italianas. Con esa gran velocidad punta supieron sacar el máximo provecho a esa recta de algo más de un kilómetro, eso y que el circuito de Mugello es uno de esos escenarios en los qu la potencia y los rebufos son primordiales.

Ya se intuía durante el fin de semana que las Ducati eran unas de las favoritas para la carrera, ya que habían acreditado buenos tiempos durante los diferentes libres. Otras que también rodaban muy rápidas eran las Yamaha oficiales, tanto Maverick como Rossi, que tenían un ritmo vuelta a vuelta que los hacían claros favoritos. En este punto voy a parar unas líneas para dedicárselas al #46. Valentino sufría la semana de antes un fuerte accidente mientras practicaba motocross, accidente que lo mantuvo hospitalizado un día. Todos sabemos que estos pilotos están hechos de un material diferente, pero lo que es de admirar es que lo haga o lo hagan al nivel que ha demostrado Rossi este fin de semana.

De vuelta la carrera, decir que fue una carrera en un grupo estirado y numeroso en su primera parte, donde por un momento parecía que la cosa seria cosa de las dos Yamaha oficiales, nada más lejos de la realidad, las Ducati, en especial la de Dovi, se pegaba tanto a Viñales como a Rossi en las zonas de curvas para atacar en la recta de meta. Poco a poco el grupo se iba disgregando; Márquez no podía seguir el ritmo de los primeros y tenía que conformarse con coger la rueda de Bautista, que realizó una gran carrera, para evitar males mayores. Lorenzo, que llegó a liderar en los primeros compases, también sucumbía en la tabla de clasificación. Una clara falta de adaptación aqueja al piloto mallorquín. La cosa era entre las dos Yamaha, las Ducati de Dovizioso y Petrucci, que remontó desde la parte trasera del grupo para luchar por el podio. La última parte ya fue menos competida, Dovi lograba coger unos metros de ventaja a Maverick, este a Petrucci y el de Ducati hacía lo propio con Valentino. Por momentos parecía que podía haber batalla, pero todo quedó en nada. Al final gran victoria de Dovi que, como comentaba unas líneas más arriba ensalzando a Rossi, sufría el día de antes unos problemas estomacales que le dificultaron la noche, además de no poder tomar parte en el warm up horas antes de tomar la salida. En segundo lugar llegaba Viñales, que con este resultado se afianza en la clasificación del mundial, ahora aventaja en 30 puntos a Dovizioso que con la victoria escala hasta la segunda posición. En tercer lugar llegaba un exultante Danilo Petrucci, que contra todo pronóstico se subía al podio dos años después. Rossi cuarto; Bautista en una magnifica carrera, quinto.

3. Pilotos de otra pasta. No deja de sorprender en el mundo del motociclismo el poder de sacrificio, el sobrellevar cualquier dolor o dolencia para subirse a unas máquinas que se ponen a más de 330Km por hora. Es un habitual ver pilotos recién operados, de clavículas, de huesos de cualquier mano o dedo, tipos que casi no se aguantan de pie sin ayuda, conduciendo y haciéndolo a unos niveles altísimos. Esta vez les tocó a Valentino Rossi y Andrea Dovizioso. La participación de Valnetino estuvo en el aire hasta que el jueves los médicos de la organización le daban el visto bueno para correr. El corredor italiano, de hecho, confirmaba tras la carrera que las últimas vueltas habían sido un infierno, que el dolor torácico era considerable. Pues aun así, alcanzó el cuarto puesto, y estuvo a muy poco de disputar el podio y la victoria. El otro aquejado de problemas físicos era el vencedor, Dovi. El italiano se pasó toda la noche vomitando debido a algún alimento en mal estado. Ya en el warm up solo pudo dar una vuelta sin marcar tiempo, el piloto de Ducati no pudo comer nada en toda la mañana, apenas una pieza de fruta antes de tomar la salida en Mugello, y fue subirse y transformarse casi en una máquina perfecta. Por cosas como las de este fin de semana, estos pilotos desde el primero al último son dignos de admiración.

4. Moto3, moto-espectáculo. Sin ningún tipo de duda, esta categoría de Moto3 es la más espectacular de las tres. De hecho, si pusiéramos carrera de motos espectacular en un buscador de Internet, en primer lugar debería salir la disputada este fin de semana en Mugello. Imposible hacer pronósticos, pues cada una de las 20 vueltas parecía la primera. Para hacernos una día, entre el vencedor y el puesto 21 solo hubo 3.4 segundos. Disfrutamos de adelantamientos de tres, cuatro… En línea, rebufos imposibles. Nadie era capaz de escaparse ni tan solo dos metros, con alternancias continuas en la cabeza. Fueron 20 vueltas verdaderamente apasionantes, que determinaron el ganador final en una última vuelta de infarto, donde nadie se guardó nada, siendo Andrea Migno el piloto que se llevara el gato al agua. Por su parte, Fabio di Giannantonio y el español Juanfran Guevara completaban uno de los podios más difíciles de la temporada. En clave mundialista, Joan Mir aumentó la ventaja con el segundo clasificado, el otro piloto de casa, Arón Canet, que tiene 34 puntos de desventaja sobre el mallorquín.

5. Moto2, Pasini 8 años después. Mugello 2009. Esa fue la última vez que Mattia Pasini venció en una carrera del mundial. Ocho años después y en el mismo escenario, Pasini volvía a saborear las mieles del triunfo. Y lo volvía a hacer por la puerta grande, tras una carrera memorable, de las que no se ven en esta categoría intermedia, en la que faltan, en muchas ocasiones, alicientes para tenernos pegados al televisor. La carrera transcurrió en un grupo de cuatro: los tres claros aspirantes al título y Pasini, hasta que, pasado el ecuador de la misma, Morbidelli cedía unos metros, ya pensando en sumar unos puntos valiosos en vez de arriesgar a sumar un nuevo cero en el casillero. Con los tres en discordia se llegó a la última vuelta “a cuchillo”, con Márquez y Luthi luchando, siendo el italiano quien pasaba en primer lugar por la bandera de cuadros. Gran victoria para uno de los “viejos rockeros” de este mundial. En la clasificación, Luthi y Márquez recortan puntos sobre el líder Morbidelli. El suizo se coloca a 13 puntos y el español, a 35.

El mundial de motociclismo no descansa y esta próxima semana viene otra de las citas importantes para nosotros, pues el mundial llega a Montmeló. El Circuit de Catalunya acogerá la séptima prueba de este mundial apasionante.

@juanjoolivares

Deixa un comentari

Aquest lloc web utilitza galetes (cookies), tant pròpies com de tercers, per a recopilar informació estadística de la vostra navegació, així com per a oferir-vos un servei personalitzat. Si continueu navegant, considerem que n'accepteu l'ús. D'acord