Tribuna Marca

La editorial de Joan Prats sobre la espectacular ‘performance’ de la Superbowl

dkPtsDm
Alejandro Rodriguez

Todos llebamos smartphones de Apple… o buscamos y trabajamos con Facebook, Twitter o Google… Comemos poco saludable, comida rápida, en grandes cadenas como Mcdonalds o Sturbucks… Consumimos películas y series americanas… Y lo que parecía inverosímil, también lo han conseguido ahora los americanos: impactar en nuestras vidas con el deporte más americano que hay, su propio nombre lo dice, Fútbol americano… aquel deporte que pocos entienden, pero que ahora todos miran, la Superbowl en su esencia.




Y es que si hace sólo 10 años, éramos cuatro gatos, influenciados por la NBA, los que seguiamos la superbowl y los medios españoles se hacían más eco de lo que succedía en la Superbowl por su show mediático que por lo méramente deportivo, ayer vi como el fútbol americano ha llegado definitivamente para quedarse a nuestras vidas.

Mientras la NBA gana terreno a una velocidad de vértigo y acaba día a día con las ligas estatales, el fútbol americano no está arraigado del mismo modo, entre otras cosas porque en España no hay masas practicantes de este deporte, pero los americanos han conseguido conquistarnos con la NFL de la mejor manera que saben hacerlo: show show show y más show, espectáculo puro. Dinero, derechos televisivos y business.

Cuando uno ve los números que se movieron ayer en Houston, en la final entre los Falcons y los Patriots, se da cuenta de lo que todavía le queda por aprender a la Champions League y al fútbol, nuestro fútbol, el soccer, que a pesar de ser el deporte más practicado en el mundo, está lejos de extraer todo el rendimiento mediático en una final europea o un gran acontecimiento.




Sólo hay que ver como se realiza una señal televisiva de un partido de la NBA o la NFL y compararlo con un partido de Champions League, ya ni hablamos de la liga… sólo hay que ver cómo son tratados los deportistas americanos y cómo son tratados los europeos. América marca el camino. El periodismo también es un factor a tener en cuenta.

En EEUU no pierden el tiempo con programas inventando y buscando el grito fácil cuando hablan de la NBA y la NFL, importa la estadística, el análisis, los ex jugadores… y sin exagerar, mentir o grandes exclusivas, también consiguen impactar en la audiencia y consiguen debates enrriquidors.




La Superbowl gana terreno en el marketing, en el impacto televisivo y marca el camino de lo que tiene que ser el fútbol en los próximos años. Sobre todo si quiere continuar pagando el que cobran actualmente los futbolistas, mismos sueldos que las estrellas NFL o NBA, pero vendiendo el producto global de forma mucho menos existosa.

La Superbowl ha dado una lección a los dirigentes europeos que hace años que nos dan lecciones de lo que tenemos que hacer y donde se sitúa el crecimiento del fútbol europeo.

Deixa un comentari

Aquest lloc web utilitza galetes (cookies), tant pròpies com de tercers, per a recopilar informació estadística de la vostra navegació, així com per a oferir-vos un servei personalitzat. Si continueu navegant, considerem que n'accepteu l'ús. D'acord