Tribuna Marca

La editorial de Joan Prats sobre la falta de confianza en los jugadores del Barça

m686COU
Alejandro Rodriguez

Si alguien pensaba que ante el Leganés se volverían a reencontrar las sensaciones positivas del FC Barcelona y que la operación remontada se iniciaría con normalidad, se debió llevar un baño de agua fría, porque el partido de ayer lo que fue, fue un baño de realidad total y rotundo sobre el que es el Barça a día de hoy.

Un equipo roto y dividido anímica y futbolísticamente. Pero la gran pregunta es, que ha sido antes? ¿El huevo o la gallina? ¿Qué se ha ido a la mierda antes? el proyecto futbolístico o el estado de ánimo de los jugadores?




Este equipo tenía una idea futbolística sólida, basada en el juego de toque del medio del campo, pero con una evolución aportada por el mismo Luis Enrique, donde el juego directo y el contraataque también jugaban un papel clave. El problema vino cuando parece que el asturiano lo vendió todo al punch del tridente, apostando por centrocampistas arribadors, directos, sin capacidad para elaborar el toque como hacían antes los centrocampistas azulgranas y es allá cuando todo se perdió.

Se perdió porque esto implicaba dar menos protagonismo a Rakitic, el cual empezó a desaparecer de los 11 titulares, cuando se le quiso exigir el mismo nivel que cuando era indiscutible, Rakitic ya había perdido la confianza y había dejado de ser Rakitic… se perdió también porque el mensaje que has enviado al equipo apostando por André Gomes es clarísimo respecto al juego que quieres que practique tu equipo y por el camino, la identidad futbolística se ha perdido.




En la ida y la vuelta, en los partidos descontrolados, en los partidos donde todo rival pequeño te generaba peligro, la confianza va desapareció. Hasta que vino Unai Emery, detectó todas las carencias que el equipo iba mostrando con cuenta gotas y explotó todo. Tanto, que cómo se pudo ver ayer, los jugadores ya no tienen ni espíritu competitivo ni confianza en su juego. Es un barco sin rumbo.

En el mundo del deporte, la táctica, el entrenamiento, el talento… son factores que juegan un papel clave, pero el coco, la cabeza, la fortaleza mental es la clave. Lo dicen los psicólogos deportivos, es más del 50% en el deporte profesional. Las dinámicas positivas y la auto confianza son vitales para conseguir éxitos en un club como el Barça.




Ahora mismo, los jugadores del Barça son igual de buenos que el año pasado o hace dos años, su único problema es la confianza en sí mismos y quien tiene que solucionar esto es el líder y el líder no tiene, ni la confianza del vestuario ni parece haber identificado los problemas del equipo. El líder prefiere perderse en guerras inoportunas con medios de comunicación

Deixa un comentari

Aquest lloc web utilitza galetes (cookies), tant pròpies com de tercers, per a recopilar informació estadística de la vostra navegació, així com per a oferir-vos un servei personalitzat. Si continueu navegant, considerem que n'accepteu l'ús. D'acord