Tribuna Marca

Lo que te enseña el mundo del fútbol

ZovwARa
Alejandro Rodriguez

Este es un deporte que nos da lecciones de vida cada día. Lo puede hacer en todos los ámbitos, puesto que engloba muchos de los temas que afectan directamente a la sociedad en la que vivimos. Por ejemplo, estas pueden ser de carácter económico, sobre lo que se tiene que gastar o lo que tiene que invertir un equipo, o de carácter político, sobre lo que se tiene que silbar o el que no, entre otros aspectos. Aquí todos tenemos la verdad absoluta y el punto de vista de cada uno siempre es el correcto.



El fútbol te enseña a crecer, a saber que si te has pegado una buena hostia, te tienes que levantar lo más rápido posible porque el sábado hay partido. Es bipolar y oportunista porque cuando las cosas van de cara todo es de color rosa pero cuando tiras la moneda al aire y sale cruz, eres la diana de todos los que esperan que caigas. Te enseña a ser injusto y egoísta, ya que cada temporada te exprime más y nunca valora bastante lo que le das porque todo lo que has hecho antes no sirve para nada si no vuelves a estar al máximo nivel. No tiene tiempo para valorarte y te infravalora si no le caes en gracia.

El entrenador nunca tiene suficiente mérito y es el más fácil de matar, los futbolistas son Dioses intocables, en las gradas todos los aficionado saben cuáles son los problemas del equipo y los medios educan a la sociedad para dejar claro, según su parecer, quién es el ángel y quien el demonio. Aún así, no todo son cosas negativas pero hoy no escribo esto para decir las positivas.



Pasando a la acción. No me da nada de pena Luis Enrique porque él se lo ha buscado, ya que ha hecho jugar a su equipo a una cosa a la que, la mayoría de futbolistas, no estaba acostumbrada a jugar pero tampoco me parece justo estrangularlo cuando está en el suelo. Siempre dejando de lado el incidente, lamentable, con el periodista de Tv3 Jordi Grau.

La fórmula ha salido bien dos temporadas y si es cierto que el Barça de ‘Lucho’, esta temporada, no tiene el equilibrio que tenía los otros años, también es una evidencia que muchos futbolistas necesitan saber que esta institución ha perdido mucho más del que ha ganado en su historia (No puedes còrrer 10 kilómetros menos que tu rival el día que te estás jugando las algarrobas). A veces hay que tocar de pies en el suelo para saber realmente en qué lugar estás y que ganar es muy difícil. El entrenador y la mayoría de jugadores han confiado en Messi, Suárez y Neymar para resolver los partidos más duros pero con el escudo de la camiseta no se gana a nadie



Hoy no es el día para encontrar un culpable porque como dijo una mente privilegiada, la de Sergio Ramos, “En el fútbol cuando ganamos, ganamos todos y cuando perdemos, también lo hacemos juntos”. La reflexión es obligada y hay que encontrar solución para que esto no acabe como el rosario de la aurora.

Deixa un comentari

Aquest lloc web utilitza galetes (cookies), tant pròpies com de tercers, per a recopilar informació estadística de la vostra navegació, així com per a oferir-vos un servei personalitzat. Si continueu navegant, considerem que n'accepteu l'ús. D'acord